El Blackjack como juego cooperativo

El Blackjack como juego cooperativo

Entre los juegos tradicionales de casino, el Blackjack es sin duda uno de los más representativos y populares. Se trata de un juego de cartas con la particularidad de poder practicarse haciendo trabajo en equipo y colaborando entre dos o más jugadores para alcanzar un bien común; esta característica permite considerar al Blackjack como un juego cooperativo.

Los juegos cooperativos fomentan la colaboración entre los jugadores, quienes persiguen una meta común. Usualmente los asociamos con deportes como el fútbol, donde se enfrentan equipos, pero en realidad estos estarían clasificados como juegos competitivos, no cooperativos, aunque es cierto que comparten muchas similitudes.

¿Qué son los juegos cooperativos?

Un juego cooperativo es aquel que requiere la cooperación de dos o más participantes que intentan alcanzar un objetivo común. Son muchas las versiones existentes para esta modalidad de juego, que aún siendo individual, permite la colaboración entre los jugadores; podemos ver este esquema de participación en los videojuegos y gran parte de las actividades escolares.

Por lo general, los juegos de mesa y juegos de video tienen modelos cooperativos, ya que se suelen entregar misiones que solo pueden completarse de manera exitosa por medio de la coordinación y colaboración del resto de participantes, y aunque cada uno de ellos también tenga en mente sus objetivos individuales, también coopera con el bien común.

Un ejemplo claro de juego cooperativo es el Blackjack. En este juego de mesa todos los participantes compiten contra la banca, lo cual ocurre aparentemente de forma individual, pero en realidad cada acción tiene una consecuencia sobre el grupo de participantes, lo cual abre la posibilidad de que estos se coordinen y tomen decisiones óptimas para que algún miembro gane.

El Blackjack y la Teoría de Juegos

La teoría de juegos es un modelo realizado por el matemático John von Neumann, que se relaciona con las decisiones que cada jugador toma ante determinadas circunstancias o escenarios, demostrando que estas decisiones no tienen una lógica predeterminada sino que reciben influencia de las elecciones del resto de los individuos.

El Blackjack y la Teoría de Juegos

Esta teoría no es exclusiva del juego o las apuestas, sino que en realidad forma parte de nuestra rutina diaria habitual y es el mecanismo más habitual que utilizamos a la hora de tomar decisiones. Por supuesto, el caso de estudio más habitual de la teoría son los juegos de características colaborativas, donde las acciones de unos influyen en las decisiones de los otros.

Para juegos de mesa como el Blackjack, la cooperación entre los participantes va implícita, aunque no siempre sea evidente. No es la primera vez en la historia que grupos de personas convergen en un casino y trabajan en conjunto para competir contra la banca, dejando a un lado el juego individual, algo que no es bien recibido por los casinos.

Uno de los casos más populares en los que se explotó al máximo el concepto del juego cooperativo, se produjo cuando un profesor de matemáticas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) lideró a un equipo de estudiantes, que terminaron ganando millones de dólares en casinos de Las Vegas, Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: