Los mitos más importantes del póker

Los mitos más importantes del póker que debes conocer

El póker es un juego tan popular que incluso las personas que no lo juegan tienen una opinión al respecto. A pesar de que gana presencia con los años, sigue siendo un juego que induce muchas ideas falsas.

A veces, algunos de los mitos relacionados con el póker son exagerados por la cultura popular. La representación del póker en películas y en televisión retrata una imagen lejos de la realidad.

Para evitar que se sigan propagando, te presentamos los mitos más importantes del póker que se escuchan con frecuencia:

El póker es difícil de aprender

Muchas personas se sienten intimidadas por el póker. Simplemente piensan que el juego es demasiado complicado de entender. Un miedo razonable. A diferencia de otros juegos que se juegan en el casino, el jugador de póker se enfrenta a los otros en la mesa.

No solo aprender póker es probablemente más fácil de lo esperado, sino que aprender a ganar póker no es necesariamente más complicado. Aplicar la receta correcta requiere un poco de tiempo porque la experiencia te permite desarrollar tus habilidades para ser competitivo y obtener ganancias.

El póker es cuestión de suerte

Algunos creen que los jugadores no tienen control sobre los eventos y las probabilidades de ganar nunca están a su favor, como en la ruleta o la tragaperras. También piensan que ganar póker solo es posible con la mejor mano.

El póker no es un juego de apuestas

Lo importante no son las cartas, puedes ganar póker con una mano más débil que tu oponente. Recibir la mejor mano inicial no es garantía de éxito, no hay garantía de ganar. Juega mal tus ases y a menudo habrá un resultado negativo al final de la partida.

El póker no es un juego de apuestas

A la larga, el póker premia a los jugadores más hábiles y a aquellos que toman las mejores decisiones en función de la información que tienen. Pero eso no significa que la varianza y la suerte no tengan impacto. Esto puede ser importante, especialmente por una parte o una sesión de dos horas.

La cara del póker es obligatoria

La leyenda dice que tienes que tener una máscara en lugar de la cara para ganar. Probablemente la exageración más importante por parte de aquellos que no conocen el póker y han oído hablar de los avisos.

Es cierto que cuando juegas una mano contra oponentes reales, es mejor no sonreír como un beta cuando tienes una mano grande. O agitarlo incontrolablemente cuando estés en un farol.

El póker es un juego de gángsters

La historia del póker está poblada por leyendas y trucos. El juego es históricamente jugado por manipuladores de cartas y otros gángsters, un legado que influye en la imagen actual del póker.

Las películas han contribuido en gran medida a esta impresión de mundo opaco y peligroso. No obstante, en la actualidad las salas de póker (incluso online) tienen licencias para operar, sus empleados son seleccionados y se implementan muchos procedimientos para mantener el juego limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: